sábado, 12 de mayo de 2018

JUVENTUD MERECIÓ UN POCO MÁS QUE EL EMPATE

Foto: gentileza Zoom Deportivo
Muy similar a lo ocurrido la semana pasada, El León y nuevamente a través de su volante Nicolás Vergéz, consiguió un agónico empate, en ésta oportunidad ante Juventud Unida, frente a una multitud estimada en 800 personas que concurrió al Estadio Alcuaz a presenciar el clásico de la ciudad de General Madariaga.
Si bien el encuentro terminó igualado en un gol, el elenco "rojo" mereció quedarse con los tres puntos porque hizo mejor las cosas, aún cuando se quedó con dos jugadores menos desde los 30 minutos de la etapa complementaria ante las expulsiones, ambas por dobles tarjetas amarillas, de Mendoza y Echaveguren.
A los 32 minutos del período inicial Rodrigo Quintas ponía arriba en el marcador a Juventud y el pinamarense Nicolás Vergez, después de una serie de rebotes en el área, a los 41 minutos sellaba el resultado del encuentro.